El principal componente del valor de una marca de moda es emocional.