5 hábitos digitales si quieres consolidar tu marca personal

En diversas oportunidades he hablado de la marca personal como esa huella que dejamos en los demás a partir de experiencias, contactos o referencias, y aunque esto se hace cada vez más claro para muchos, aún persiste la ansiedad por el control.

Surgen dudas, surgen preguntas como: ¿En cuánto tiempo comenzaré a ver resultados? o ¿Cómo sé que voy por buen camino? Innumerables personas desisten sin respuestas.

Años de trabajo con mi marca personal y con la de otros me aportan información y experiencia valiosa para poder compartir acerca de cómo consolidar un posicionamiento claro y auténtico.

Por ello, te comparto 5 hábitos digitales que ayudan a consolidar una marca personal:

1. Perseverancia y determinación

Como en todo lo que quieres lograr, la constancia es clave para alcanzar lo que te proponemos.

En este caso, se trata que otros conecten con lo que eres; que comprendan lo que ofreces, te consideren, validen y valoren en un contexto donde muchos podrían hacer lo mismo que tú.

Se necesita tiempo y dedicación. Perseverar no es una opción.

Una respuesta exacta a «¿Cuánto tiempo necesito para posicionarme?» es imposible (a menos que quieras que te mienta); cada persona, negocio, mercado es una historia distinta, cada quien tiene su tiempo.

Aunque me atrevería a decir que un año -normalmente- es poco.

Por ello, activar tu perfil en una red social, compartir contenidos en uno o varios formatos, así como iniciar un modelo de negocio digital te dará resultados solo con el transcurrir de unos cuantos meses, y si realmente lo estás haciendo de manera consistente.

Si quieres logros inmediatos, mejor no empieces. Evitarás frustraciones.

Tu presencia digital es una apuesta a la que tienes que dedicarle energía, dinero y talento. Tienes que asumirla como un hábito o un conjunto de estos ¡Es la única forma!

2. Estar al día con tu sector

Conocer al entorno, a los actores globales o locales que tienen relación directa e indirecta con lo que eres y haces es una práctica necesaria para acrecentar tu valor.

Una marca personal debe aportar al mundo y para hacerlo necesita informarse, entender y descubrir oportunidades de relevancia para sus audiencias.

Internet debe ser parte de tu vida para ser glocal; para tener un alcance global con una acción local potente.

Debes compartir tu opinión con argumentos claros cada vez que sea necesario; también debes relacionarte con otros referentes, saber qué hacen, dónde están, tener presente cómo pueden colaborar, porque cuando eres consciente de tu valor quien hace lo mismo que tú es un buen aliado.

Esto debes hacerlo con frecuencia, no cuando quede tiempo, los hábitos son cotidianos.

Destacable el trabajo de especialistas del Marketing Digital, que además son parte de la comunidad del #BuenSocialMedia: Pedro Rojas, Andrea Ballesteros Ascani y Carlos Muñoz. 

3. Mantener tu propuesta de valor ¡Viva!

Definir tu propuesta de valor puede ser una tarea a la que le invertirás (invertiste) un gran esfuerzo; pensar que es solo una declaración es un error.

Esta no se define un día y ya, hay que vivirla, conectar desde lo genuino y desde lo auténtico; evolucionar, adquirir siempre nuevas habilidades y conocimientos que te ayudarán a ser una solución real, la satisfacción de una necesidad o una oportunidad para muchos.

Defínela, vívela al máximo cada día y transformala cuando sea necesario.

Un ejemplo claro es María Pineda, conocida internacionalmente como Mia Astral, durante 10 años su misión ha sido comunicar y brindar lecciones para guiar a quienes desean revelar su potencial, lo hace en redes sociales, blog, contenido exclusivo para su comunidad, libros, conferencias y sesiones personalizadas. 

4. Conéctate frecuentemente

No hay una mejor forma de sacar el máximo provecho a tu vida digital, que manteniendo una actividad frecuente, para que las personas siempre te tengan presente y las plataformas te favorezcan.

La gente y las máquinas te olvidan rápido; además que siempre -ten en cuenta- en la vida (Internet es parte de esta) recibimos en la medida que damos.

Aporta, interactúa, valora, soluciona, crea, aprende y genera oportunidades como parte de tu hacer digital.

Si solo consumes contenido sin ningún tipo de actividad sufrirás las consecuencias generales del sedentarismo: una baja calidad de vida.

¡Mantente en movimiento! Nutriéndote bien, pero también haciendo.

Julio Cañas quien habla de inteligencia financiera es otro ejemplo de perfil que siempre está conectado con su comunidad entregando contenido complejo de manera sencilla. 

5.  Crea una comunidad

Una marca personal necesita de una comunidad para consolidarse y crecer. Esta debe ser grande en compromiso más que en cantidad de personas.

Construir comunidad va de conocer a tus audiencias para entregarles lo que esperan o necesitan, el contenido que les ayuda ya sea porque les enseña, informa, soluciona o entretiene.

Es una tarea ardua, de verdadera constancia, amerita que identifiques y comprendas las divergencias y coincidencias para actuar en consonancia.

Lo lograrás dedicándole tiempo a la escucha y a la conversación. Así debe ser.

Melina Garrido ha logrado a pulso construir una comunidad que conversa, le sigue a donde va y consume su contenido gratuito y pago. Eso tiene un alto valor. 

En un Instagram Live que realizamos hace algunas semanas, Leon Lacourt (CMO SocialGest) y mi persona Gabriel Patrizzi hablamos sobre 10 acciones digitales al iniciar tu Marca Personal: 

También puedes visitar otro de mis artículos Errores sobre tu Marca Personal que debes evitar al emprender: 

https://blog.socialgest.net/es/2016/09/03/errores-sobre-tu-marca-personal-que-debes-evitar-al-emprender/