Imágenes en medios sociales

Se dice que una imagen vale más que mil palabras. Por eso dedicamos este artículo a explorar Flickr, Instagram y Pinterest, tres de los medios que tenemos a nuestra disposición para generar y desarrollar relaciones con nuestras marcas con el apoyo de recursos gráficos:

Flickr

Un sitio recomendado para concentrar, organizar y compartir socialmente buenas fotografías propiedad de la empresa, sin restricciones importantes de tamaño e idealmente tomadas con una cámara de buena calidad. Por su formalidad y enfoque, es muy popular entre fotógrafos profesionales y aficionados.

Flickr funciona como red social porque podemos generar una comunidad alrededor de esa presencia digital, construyendo relaciones alrededor de un archivo público de fotografías ordenadas en álbumes y galerías, conservando los datos técnicos de cada toma.

Empresarialmente es ideal para compartir las imágenes “oficiales”, tales como logotipos y marcas, tomas de productos y su uso, sedes y locales, personalidades, trabajadores y representantes de la organización, así como actividades comerciales, formativas o de responsabilidad social, que quedan al alcance de los medios de comunicación para usar en web o impresos

En este canal podemos decidir si cada foto es descargable, y seleccionar el nivel de protección de la propiedad intelectual a nuestro gusto y  conveniencia, combinando elementos de las licencias Creative Commons: Uso libre o restringido, permitiendo o no cambios a la obra gráfica, su uso comercial, y la mención del autor, principalmente.

Instagram

Caracterizada por un rápido crecimiento en número de usuarios y sus niveles de interacción social, Instagram se define conceptualmente como el canal para las fotos de lo que ocurre a nuestro alrededor, tomadas y difundidas con el teléfono inteligente en el momento en el que están ocurriendo.

A diferencia de otras aplicaciones, en este canal las imágenes se publicaban con un solo tamaño – 640 x 640 píxeles – para asegurar su fácil y rápida transmisión a través de las redes de datos móviles. También incluye filtros predeterminados y otros recursos para modificar las tomas libremente.

Aprovechando la evolución en la calidad de las conexiones, se anunció un cambio a resolución HD 1080 para la segunda mitad de 2015 y hoy en día es posible publicar imágenes rectangulares con proporciones hasta 1,91:1.

En las publicaciones regulares de Instagram no hay enlaces para llevar tráfico a páginas específicas ni interactuar con otros canales, una característica reservada para los anuncios comerciales, pero tiene espacio para descripciones de hasta 2.000 caracteres y la capacidad de recibir los “me gusta” y comentarios de la audiencia.

La organización de las fotos es estrictamente cronológica y sin posibilidades de clasificación, apoyada en el uso de etiquetas temáticas. La navegación interna se limita al buscador y hacer clic en estas etiquetas y en los nombres de los usuarios.

Pinterest

Este es el canal donde acumulamos imágenes que nos gustan o nos interesan, independientemente de su origen, clasificadas en carteleras o tableros temáticos. El ancho máximo de cada imagen puede llegar a 735 pixeles, que no es mucho, pero el alto máximo puede superar los 7.500 pixeles si fuese necesario, lo que favorece a las producciones verticales.

Es ideal para composiciones gráficas como infografías, explicaciones paso a paso y collages. Cada imagen puede tener un enlace para navegar hasta el sitio de su autor original o una página relacionada, puede tener etiquetas temáticas y la opción de identificar la ubicación de la toma.

En Pinterest el público puede suscribirse tanto a canales como a tableros, comentar las publicaciones que sean de su interés y “pinear” las imágenes para añadirlas a sus propios tableros. Un detalle interesante es que no muestra el día y hora de publicación, de manera que todas las imágenes aparecen como nuevas, salvo que hagan referencias a fechas.

¿Qué medios utilizar?

La selección de canales es una decisión que debe ser tomada estratégicamente, evaluando factores como la capacidad de cada medio para contribuir con los objetivos empresariales y comunicacionales, la accesibilidad técnica de las distintas plataformas, el alcance y frecuencia que podemos obtener con cada una de ellas, y nuestra propia capacidad para impactar positivamente a esas audiencias con propuestas de contenido e interacción.

En una nueva entrega profundizaremos en los criterios que debemos considerar y la metodología para decidir la mezcla de medios sociales más conveniente para una organización.

 

Facebook Comments